viernes, 1 diciembre, 2023
spot_img
spot_img

La recuperación del lince ibérico llega a Bruselas gracias a Castilla-La Mancha

La directora general de Medio Natural y Biodiversidad, Susana Jara, ha destacado que Castilla-La Mancha ha logrado asentar tres zonas estables, los Montes de Toledo, Sierra Morena Oriental y Sierra Morena Occidental, y cuenta con 582 ejemplares de esta especie en peligro de extinción en la Comunidad.

En concreto, pese a estos buenos resultados, “no nos detenemos aquí y a través del programa europeo ‘Life Lynx Connect’ queremos consolidar las poblaciones existentes, conectarlas entre sí, y disminuir sus principales amenazas, creando en Castilla-La Mancha corredores (stepping stones) que conecten estas tres áreas con presencia estable de felinos”, ha afirmado.

El Gobierno de Castilla-La Mancha, través de la Consejería de Desarrollo Sostenible, ha puesto en valor en Bruselas los pasos dados por el Ejecutivo de García-Page en la recuperación del lince ibérico, especie en peligro de extinción, desde que, en el año 2003, “aprobamos el Plan de Recuperación que declaraba las zonas sensibles y las áreas críticas para la supervivencia de la especie en la región”.

Así lo ha indicado durante la participación de la directora general de Medio Natural y Biodiversidad, Susana Jara, en una mesa redonda sobre la Red Natura 2000 que se ha celebrado este martes, en la que, acompañada de varios representantes de su equipo, ha destacado los importantes resultados conseguidos a través de los diferentes programas en los que ha participado Castilla-La Mancha “que han derivado en el establecimiento de tres áreas de presencia estable de este felino amenazado en nuestra comunidad”.

En este contexto, Jara ha subrayado que, “hemos cumplido con los objetivos marcados por los diferentes proyectos Life que se han ido sucediendo para la recuperación de esta especie (Priorimancha, Iberlince y Life Lynx Connect)”, detallando que “a día de hoy, Castilla-La Mancha tiene presencia estable de linces ibéricos en el aérea de Montes de Toledo; en el de Sierra Morena Oriental; en el de Sierra Morena Occidental; y avanza también con las primeras camadas aisladas en la provincia de Albacete”.

Al respecto, ha añadido que, “tenemos constancia de la presencia localizadas entre todas estas zonas de al menos 112 hembras territoriales y de una población total de linces en la región de 582 entre la suma de individuos mayores de un año y los 223 cachorros que nacieron en 2022, sin duda, un número muy importante de ejemplares que nos hace ser optimistas de cara a seguir dando pasos en la recuperación de la especie”.

En presencia de sus homólogos europeos de Turingia (Alemania), Hauts-de-France (Francia), y de Estonia, con los que ha departido en la mesa redonda ‘Repensar las regiones: Natura 2000- Nuevas ideas para más naturaleza’, ha subrayado que, pese a estos buenos resultados, “no nos detenemos aquí con nuestros planes de conservación, y ahora, dentro del programa europeo ‘Life Lynx Connect’ en el que participamos, queremos consolidar las poblaciones existentes, conectarlas entre sí y disminuir sus principales amenazas”.

Por este motivo, y haciendo especial hincapié en los núcleos de población ya asentados en estas tres áreas, “estamos liderando en colaboración con el Ministerio para la transición Ecológica y el Reto Demográfico los trabajos previos que nos permitan crear en Castilla-La Mancha corredores (Stepping Stones) que conecten estas tres áreas con presencia estable de felinos”, ha indicado.

 

Castilla-La Mancha, socia del ‘Lynx Connect’ desde 2020

Las actuaciones para la creación de estos “pasos intermedios” tienen como objetivo facilitar la interacción y la reproducción entre ejemplares de la especie, y están incluidos en una nueva fase del programa Lynx Connect, un proyecto puesto en marcha en 2020 y que cuenta con una aportación de más de 18,75 millones para continuar en la senda de la recuperación de la especie. Castilla-La Mancha es uno de los 21 socios y a través de la Consejería de Desarrollo Sostenible coordina el proyecto en la región.

Las comunidades donde se desarrolla el ‘Lynx Connect’ son Castilla-La Mancha, Andalucía, Extremadura y Murcia. Además de en Portugal, en el Alentejo y Algarve.

Por último, Jara ha concluido su participación en la Mesa Redonda agradeciendo el apoyo y consenso social de los diferentes sectores implicados en la recuperación de la especie, como son los propietarios de fincas particulares, los colectivos de cazadores, cotos de caza y grupos conservacionistas, así como a los técnicos de la consejería, al personal veterinario, a los agentes medioambientales, y a los trabajadores de Geacam que participan en los proyectos, “cuyo apoyo e implicación está siendo fundamental para que el retorno del lince ibérico en Castilla-La Mancha sea ya una realidad”.

Lo más visto

¡Síguenos!

Lo último

spot_img

Artículos relacionados

Lo último